16 oct. 2013

Raspberry Benefits






¡Buenos días chic@s! Espero que estén teniendo un buen mes de octubre, ya estamos a mitad de mes así que hay que exprimir lo que queda de éste al máximo. ;)
Hoy quiero hablarles un poco de las frambuesas. ¡Una de mis frutas favoritas!
Llevaba tiempo buscándolas frescas en todos los supermercados y por ahora donde único las he visto a vender es en el Lidl. Me llevé una alegría enorme cuando las vi, ya que hasta entonces sólo las había podido conseguir congeladas.
Las echaba mucho de menos, ya que aquí en Canarias, por el clima, no son muy comunes. Recuerdo que cuando vivía en Londres me levantaba temprano para ir al súper más cercano y comprar las frambuesas frescas recién envasadas junto a un ramo de tulipanes. Ésta se convirtió en una de mis rutinas semanales. ¡Hay que ver como cosas tan simples me pueden hacer tan feliz!
Les cuento un poco más sobre esta deliciosa fruta. Además de su exquisito sabor y suave textura, tiene numerosos beneficios para la salud. Ahí van algunos:

     Poseen minerales como el magnesio, el calcio y el potasio. Éste último favorece el buen funcionamiento cardiaco y previene la hipertensión.
       Al ser una fruta con alto contenido de fibras, las frambuesas suelen resultar excelentes para combatir problemas de estreñimiento y otro tipo de trastornos de tránsito intestinal.
        Otro de los alicientes para consumir frambuesas es su poder antioxidante, tanto por su alto contenido en vitamina C como sus flavonoides. Esto repercute positivamente en varios aspectos del organismo, desde la capacidad antienvejecimiento hasta en el sistema circulatorio.
          El color de la frambuesa se debe a dos carotenoides, luteína y zeaxantina, que además poseen una propiedad protectora natural para la salud ocular, ya que protegen contra la degeneración macular, tan común en la tercera edad.
          Nutricionalmente, además de ser ricas en fibras y vitamina C, las frambuesas nos aporta una cantidad muy escasa de calorías.
          Es un alimento muy recomendable para las embarazadas y lactantes, al ser una fruta rica en ácido fólico (o vitamina B9). El ácido fólico es necesario para la formación de las proteínas y otros procesos celulares, como por ejemplo, la correcta duplicación de las células. Los alimentos que contienen esta vitamina ayudan a evitar problemas de mala formación o de crecimiento incorrecto del bebé.




Ahora que ya conocemos un poco más sobre las frambuesas, no hay motivo para no comerlas. Todo lo que nos aporta es positivo, desde su apariencia, sabor, tacto, hasta los beneficios que tiene para nuestra salud.
Me despido con un hasta pronto y espero que les haya gustado el post de hoy.
¡Un beso enorme para tod@s!

Miss Swart


Sígueme en: Bloglovin FacebookInstagram
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario